Las inyecciones de vitamina C en dosis grandes disminuyen en un 50% el desarrollo de los tumores cancerígenos, esto según un artículo publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences. Ésta vitamina es un nutriente esencial para la salud de las personas por lo que es recomendable tomarlo todos los días mediante alimentos o suplementos, ya que el organismo no es capaz de crearlo por sí solo.

     Los científicos realizaron experimentos en ratones, logrando demostrar que las inyecciones de vitamina C reducen el crecimiento y la masa de los tumores en el cerebro, el páncreas y los ovarios.

La vitamina C contiene sales de potasio, calcio y sodio que funcionan como antioxidantes.

     Cabe destacar que al ingerir el ácido ascórbico (vitamina C) en forma de pastillas o con comidas, los mecanismos fisiológicos del cuerpo no permiten alcanzar la concentración necesaria. Para engañar éstos mecanismos de control, los científicos inyectaron el ácido en venas o abdomen de los roedores, obteniendo la concentración de 4 gramos por kilogramo de la masa del animal.

     Se experimentó con tumores cancerosos de 43 tipos, el crecimiento de un 75% de éstos se demoraba en un 41-53%. Sin embargo, la ingesta de dosis masivas de vitamina C no es útil, ya que el exceso es eliminado a través de la orina, pero su administración durante periodos prolongados puede derivar en la formación de cálculos en el riñón y vejiga.

     Además, ésta vitamina es vital para la salud humana, ya que sirve para prevenir enfermedades respiratorias. Evita resfriados, gripes y afecciones pulmonares y de los bronquios. Ayuda al sistema inmunitario a desarrollarse y tener más fuerza frente al ataque de virus y patógenos, así como fortalecer la resistencia humana a la enfermedad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here