Cuba niega responsabilidad por “ataques acústicos” a diplomáticos

0
157
El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, pronuncia su discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas, este viernes 22 de setiembre.

Este viernes, Cuba negó en las Naciones Unidas que exista hasta el momento “evidencia alguna” que confirme las denuncias sobre un supuesto “ataque acústico” que habrían afectado la salud de diplomáticos estadounidenses y canadienses en La Habana, y pidió que no se politice el caso.

“Cuba jamás ha perpetrado ni perpetrará acciones de esta naturaleza, ni ha permitido ni permitirá que su territorio sea utilizado por terceros con ese propósito”, manifestó en la Asamblea General el ministro de Relaciones Exteriores cubano, Bruno Rodríguez.

De esta forma, el diplomático aseguró que su país “cumple con todo rigor y seriedad” sus obligaciones con la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas, “en lo referido a la protección de la seguridad de todos los diplomáticos, sin excepción”.

Sería lamentable que se politice un asunto de la naturaleza descrita”, dijo Rodríguez.

Bruno Rodríguez, este viernes ante la Asamblea General de la ONU, en Nueva York.

Los primeros incidentes se registraron en febrero y se tornaron públicos en agosto, cuando el Departamento de Estado afirmó que por lo menos 16 diplomáticos estadounidenses habían sufrido “algún tipo de síntoma” por exposición a extraños ruidos y vibraciones.

Más recientemente, el gobierno de Canadá informó de que por lo menos uno de sus diplomáticos en La Habana también exhibió síntomas de los “ataques acústicos”.

Rodríguez dijo que las investigaciones en curso “hasta el momento no cuentan con evidencia alguna que confirme las causas ni el origen de las afectaciones a la salud, que han sido reportadas por los diplomáticos estadounidenses y sus familias”.

El pasado 17 de septiembre, el secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, denunció que su país estudia cerrar su embajada en La Habana como respuesta a ese supuesto “ataque acústico”, que ocurrió a finales del año pasado.

Según Tillerson, esas acciones han provocado problemas de salud a una veintena de estadounidenses, en su mayoría diplomáticos. Informes médicos hablan de lesión cerebral traumática leve y pérdida de audición.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here