Descubrieron fármaco que corrigió los síntomas del autismo en ratones de laboratorio

0
58
El fármaco ya está listo para usarse en ensayos clínicos humanos. Imagen referencial

Un fármaco ha corregido las anomalías conductuales y cerebrales que caracterizan el autismo en ratones, lo que permite tener una esperanza sobre la posibilidad de conseguir un tratamiento efectivo para el trastorno humano, reveló una publicación en la revista Nature Communications.

El medicamento, que ha recibido el nombre de NitroSynapsin, está pensado para restaurar el desequilibrio de la señalización eléctrica del cerebro que produce casi todos los tipos del Trastorno del Espectro Autista (TEA), cuyo origen continúa siendo un reto para la comunidad científica.

Tras probar su eficacia en ratones, los científicos creen que la medicina “podría ser eficaz contra múltiples formas de autismo“, indicó Stuart Lipton, neurólogo clínico y principal investigador del estudio, reseñó la revista Muy Interesante.

El científico identificó, en su laboratorio, en 1993 un gen llamado MEF2C que funciona como un factor importante para el desarrollo del cerebro, dicho anticipo llevó a Lipton y sus colegas a descubrir que interrumpir dicho gen en ratones al inicio del desarrollo fetal hace que los roedores nazcan con anormalidades graves de tipo autista.

El medicamento que se aplicó a las ratas de laboratorio aumentó el rendimiento cognitivo y conductual. Imagen referencial

Desde esa invención, otros investigadores han reportado casos de niños con trastornos similares como resultado de la mutación de una copia del MEF2C. El ADN de los humanos contiene dos copias heredadas de este gen, provenientes del padre y la madre. Para la investigación crearon un ratón de laboratorio con solo una copia funcional del gen MEF2C en lugar de dos. Los ratones tuvieron alteraciones de la memoria espacial, ansiedad anormal y movimientos anormales repetitivos.

El medicamento que se les aplicó durante tres meses disminuyó dicha conducta anormal y aumentó el rendimiento de las pruebas cognitivas y conductuales que les realizaron, por lo cual los científicos indicaron que “debido a que MEF2C es tan importante para impulsar otros genes ligados al autismo, tenemos la esperanza de que un tratamiento que funciona para este síndrome de haploinsuficiencia MEF2C también sea efectivo contra otras formas de autismo”, indicó Lipton.

Ahora los experimentadores tendrán la tarea de probar si el fármaco tiene los mismos resultados en seres humanos, como esperan los investigadores, lo positivo es que ya está listo para comenzar a usarse en ensayos clínicos humanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here