La actividad física ha demostrado ser más beneficiosa durante el embarazo, según una nueva investigación del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos, quienes, además, enfatizan ciertos ejercicios que deben evitar estas mujeres, ya que podrían suponer un riesgo para el feto.

     Asimismo, el colegio recomienda que las mujeres en periodo de gestación pueden iniciar la actividad física en la semana número nueve, y podrán prolongarla hasta la semana 39.

     Conjuntamente, los expertos señalan en cuanto al tipo de ejercicio, duración y frecuencia es importante la combinación de trabajo aeróbico y de fuerza en cada sesión, que debe ser de 45 a 65 minutos, durante tres o cuatro días a la semana”.

     Actividades como pilates, o yoga son frecuentemente recomendados durante el periodo de gestación, sin embargo, éstas modalidades no están asociadas con los beneficios fisiológicos explicados en la investigación, sino con mejoras en la salud metal y reducción del dolor.

Actividades como pilates, o yoga son frecuentemente recomendados durante el periodo de gestación.

     “Todo el que resulte extenuante (90% frecuencia cardiaca máxima), ya que puede aumentar el riesgo de hipertermia, deshidratación o reducción del flujo uterino con el consecuente riesgo de comprometer la salud fetal”, expresó la autora principal del trabajo e investigadora del departamento de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, Sinc María Perales.

     Además, la investigación recomienda que de la misma forma hay que retrasar las carreras de larga distancia, trabajos de pesas y de contracción isométrica intensos, saltos, ejercicios con riesgo de impacto y caídas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here