Los cumplidos regulares de los padres ayudan a mejorar el bienestar de sus hijos, así lo determinó la investigación de Sue Westwood, de la Universidad Montfort, en Reino Unido que se presentó en la Conferencia Anual de la Sociedad Británica de Psicología, que se celebra en Brighton, Reino Unido.

     “Elogiar a un niño es un acto simple: mejorar el comportamiento y el bienestar puede resultar simplemente por asegurar que las acciones positivas de un niño son recompensadas con elogios y los padres han observado su buen comportamiento”, manifestó Westwood.

Seguir la iniciativa de cinco elogios llevó a la mejora del comportamiento, así como a la reducción de los niveles de hiperactividad en sólo un periodo de cuatro semanas.

     Durante un periodo de cuatro semanas, 38 padres con hijos, de edades comprendidas entre 2 y 4 años, fueron reclutados en centros de niños y universidades para participar en el estudio, rellenando un cuestionario para controlar el comportamiento y el bienestar, asimismo recibiendo información sobre cómo elogiar a su hijo de manera efectiva.

     Los padres que ofrecieron a su hijo cinco cumplidos cada día, al observar un buen comportamiento de su hijo, lograron percibir una mejora en el bienestar del pequeño en comparación con un grupo de control, ésto a su vez llevó a una mejor conducta y redujo los niveles de hiperactividad y falta de atención.

     “Seguir la iniciativa de cinco elogios llevó a la mejora del comportamiento, así como a la reducción de los niveles de hiperactividad en sólo un periodo de cuatro semanas. Ésta intervención simple y rentable demuestra la importancia de un elogio eficaz de los padres y, cuando se usa de forma regular, se ha demostrado que tiene un impacto significativo”, finalizó la investigadora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here