Un estudio del olfato permite comprender el funcionamiento de la memoria, y determinar todos los problemas relacionados, como el alzheimer, según lo explicó Richard Axel, médico norteamericano y Nobel de Medicina en el 2004.

     Asimismo, Axel presentó algunos de los resultados del estudio sobre cómo actúa el olfato que le llevó a ser premiado con el Nobel.

      De éste modo, el doctor junto con su grupo de investigación observaron, con experimentos empleados en ratones de laboratorio, que el aprendizaje y las contemplaciones del cerebro dependen particularmente de la práctica, lo cual es un descubrimiento que apertura nuevas investigaciones destinadas a entender patologías como el alzheimer que afectan a la memoria.

Richard Axel, médico norteamericano y Nobel de Medicina en el 2004. Foto cortesía.

     Conjuntamente, durante una conferencia en Lisboa, presentaron un algoritmo que prevé el progreso de la enfermedad de Alzheimer con una fiabilidad del 94 por ciento.

     Éste proyecto ha sido creado por el Centro Alzheimer Fundación Reina Sofía de Madridy fue exhibido en la conferencia por el científico de ésta institución y del Centro de Investigación de Enfermedades Neurológicas, Bryan Strange.

     Por su parte, los científicos del proyecto identificaron a través de datos obtenidos durante cinco años, variables de conversión entre un estado cognitivamente sano y un deterioro cognitivo leve.

      Al mismo tiempo, éste algoritmo presume un avance con una atención terapéutica, ya que los métodos del Alzheimer son más precisos cuando inician antes de que se confirmen el quebranto cognitivo y los síntomas clínicos formados por el daño neurológico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here