Una nueva iniciativa para palear la obesidad infantil en Montréal ha sido planteada por el actual alcalde de la ciudad Denis Coderre si es reelegido en las próximas elecciones municipales a realizarse el 5 de noviembre. Se trata de aplicar un impuesto significativo en las bebidas azucaradas, medida que ya ha sido adoptado por otros países con éxito en descenso de cifras en las ventas de estos productos.

La diabetes tipo II es uno de los problemas más graves en los niños, y puede ser causada por la obesidad infantil, por lo que Coderre asegura que con un impuesto en las bebidas azucaradas se podrá prevenir el aumento de niños obesos en Montréal.

Sin embargo, el anuncio del actual alcalde de la ciudad, se da luego de que este y su equipo de gobierno descartara tal iniciativa en 2014.

Por otro lado las empresas estadounidenses de bebidas azucaradas y energéticas, se han comprometido a que para el año 2025 bajarán las calorías en sus productos.

Coderre especificó que el dinero resultante de los impuestos de estas bebidas, será destinado a un fondo para realizar programas para mejorar la vida de los niños en la jurisdicción, en búsqueda de la disminución de la diabetes tipo II en la ciudad de Montréal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here