Iniciaran la creación de una herramienta que guíe a emprendedores tecnológicos

0
202

Un nuevo estudio se ha abocado a desarrollar las posibilidades de éxito en los emprendimientos más populares en el mundo actual.

En éste sentido, las nuevas tecnologías y la innovación en modelos de negocio hacen que el profesional del futuro deba tener un perfil multidisciplinar en constante reciclaje para adaptarse a un mercado cambiante.

Dicha innovación, está siendo realizada por  El Observatorio de Emprendimiento Tecnológico everis-Odiceo. Con el propósito de  crear una herramienta que sirva de soporte en la toma de decisiones de todos aquellos interesados en las actividades innovadoras con un alto componente tecnológico.

El propósito de crear una herramienta que sirva de soporte en la toma de decisiones en emprendimientos tecnologicos.

Para ello, ha elegido diez áreas de emprendimiento emergentes, tanto desde el lado de la Oferta (oportunidades) como de la Demanda (disponibilidad de talento): Smart Data, City Energy Management, movilidad urbana, Impresión 3D, Ciberseguridad, edificios sostenibles,  learning analytics, aplicaciones de la realidad virtual en el sector inmobiliario y dos vinculadas con la salud: plataformas para el diagnóstico y tratamientos personalizados, y herramientas específicas para la rehabilitación y la terapia.

Entre las cuestiones que se plantean, surgen algunas como ¿qué oportunidades tiene un área de emprendimiento?, ¿cuál es el atractivo de un determinado sector?, ¿qué conocimientos son necesarios para el emprendimiento futuro? o ¿están las titulaciones universitarias adecuadas a lo que demanda el emprendimiento?

Una de sus principales conclusiones es que los retos de negocio y tecnológicos actuales requieren de perfiles híbridos, lo cual supone una gran oportunidad para el conjunto del sistema educativo y, especialmente, el universitario.

Asimismo, el estudio también afirma que “la economía demanda innovación en ciertos campos, siempre con el foco adecuado, pero el sistema educativo debe hacer un esfuerzo para satisfacer dicha demanda de emprendimiento mediante el desarrollo de programas de formación que combinen conocimientos de disciplinas un tanto dispares”.

Cabe destacar que éste marco de análisis se ha aplicado a diez áreas de emprendimiento emergentes que se seleccionaron a partir del análisis de diferentes fuentes y tendencias existentes. Entre ellas algunas muy conocidas como el smart data, la ciberseguridad o la impresión 3D; y otras menos evidentes como gestión de la energía en las ciudades o la sostenibilidad en la edificación.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here