Isla del Príncipe Eduardo, un destino para reyes

0
86

     La Isla del Príncipe Eduardo, es una provincia canadiense que posee una naturaleza espectacular que va desde los extensos campos de pastizales verdes, hasta los bosques que se ponen de colores rojizos cuando va llegando el otoño, pasando por ríos desde los que puedes ver la extensión del mar; es por esto que escogida por muchas parejas que quieren construir recuerdos maravillosos y románticos en un ambiente perfecto para ello.

     Un paisaje tornasolado formado por grandes terrenos agrícolas y hermosos acantilados de rocas areniscas rojas golpeados por el océano, dunas, muchas pintorescas playas de arena blanca y roja consideradas unas de las mejores del mundo, acantilados, humedales y bosques hace a la isla un lugar de vida único para vivir.

     Debido a sus paisajes muchas parejas van a contraer matrimonio porque tiene lugares perfectos para ello y consiguen especial ayuda para tramitar las licencias, alquilar los lugares tanto para la ceremonia como la recepción y hasta contratar a los fotógrafos y una limosina.

Un destino ideal para el romance o simplemente para alejarse de la cotidianidad y el estrés.

     El conocer este lugar permite también disfrutar de los más exquisitos alimentos que puedan encontrarse en el mundo, debido a que tiene una gran variedad de restaurantes en donde se pueden degustar las mejores comidas en un ambiente muy romántico. Entre los platos preferidos se encuentran las langostas frescas, las ostras y otros mariscos; la mayoría de los platillos están acompañados por las famosas patatas de la región que son reconocidas en todo el país y por unos postres hechos en casa.

     Es ideal para los turistas que deseen relajación y estar rodeados de un estilo de vida calmado. Durante el verano entre julio y agosto, la temperatura oscila alrededor de los 23 grados centígrados en las horas diurnas, ideal para visitar el campo y las playas con bastante comodidad. Tiene 25 campos de golf increíbles y además se puede practicar kayak en el mar. Es sin duda, un lugar especial para ir de vacaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here