La educación aumenta la felicidad de los niños

0
204

La felicidad es para los niños un sentimiento que les llena de emoción, nerviosismo y exaltación.

La Unicef publicó un estudio donde analiza qué aspectos son más importantes como detonadores de la felicidad de los niños.

Los aspectos que el estudio considera relevantes son el bienestar material, la salud y la seguridad, el bienestar educativo, las relaciones familiares y el bienestar subjetivo, es decir, la percepción de los propios niños.

Además, La educación produce mayor felicidad y satisfacción personal que el dinero, según explica la Encuesta de Bienestar Global aplicada por Gallup en países de todo el mundo, que acaba de publicarse. Mientras que en los países en vías de desarrollo ganar en bienestar material y en recursos económicos era una de la principales razones que hacían subir el índice de felicidad en la sociedad, en los países desarrollados, que ya cuentan con ese bienestar y garantías económicas favorables, la educación gana terreno y es lo que debemos alimentar precisamente entre nuestros hijos.

A pesar de que la encuesta global de Gallup evidencia que los niveles de satisfacción están altamente relacionados con los ingresos de las personas que responden las preguntas, también es cierto la educación juega un papel fundamental en la ecuación.

Mayor nivel de educación equivale a mayores ingresos y a mayor satisfacción con la vida presente y mejores expectativas sobre el futuro, demostrando que la educación es mejor factor de felicidad que los ingresos económicos.

La encuesta también recoge los resultados en el ranking de prosperidad que relaciona los mayores índices de felicidad con la mayor cantidad de años de escolaridad promedio de cada país. Resumiendo: la educación aumenta la felicidad de los niños.

Cuando los niños cuentan con alguien que les ama, les cuida, y les hace valorarse a sí mismos para confiar en sus posibilidades, elevan su autoestima y son más felices.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here