La tierna historia de una mona que adopta a un pollo

0
169

Una mona solitaria en un zoológico israelí ha encontrado una manera de calmar sus impulsos maternos: adoptando un pollo.

Una joven macaca negra de Indonesia, llamada Niv, adoptó a un pollo en el parque zoológico del Ramat Gan, en las afueras de Tel Aviv, en Israel. Niv, trata y cuida al pollo como si fuera su propio hijo. 

Al parecer el cariño es mutuo porque a pesar de que el pollo podría escapar a través de los barrotes de la jaula de la mona, este prefiere quedarse con la mona y aceptar todos sus cuidados y cariños.

El pollo “parece muy feliz por haber encontrado una madre de sustitución. Por la noche duermen juntos”, explica una responsable del zoológico, Mor Porat.

Para evitar la violencia de los otros monos hacia el pollo, los responsables del zoo han separado a Niv y a su hijo adoptivo del resto de los macacos. Solamente los acompaña la madre de Niv, que ha recibido los ataques de las demás hembras.

Niv ya había intentado adoptar a otro pollo hace unos meses, pero este prefirió abandonarla y ser libre, ya que el resto de pollos andan libremente por el zoológico.

“Parece que Niv, que tiene cuatro años y ha alcanzado la madurez sexual, tiene dificultades para encontrar un macho. Esto explica quizá la vena materna que muestra con este pollo”, explica Porat.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here