Éste martes se dará el cierre a la cuarta ronda de negociación sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que se llevó a cabo en Washington, marcada por demandas agresivas de Estados Unidos, que ponen en duda el futuro de un pacto que se ha mantenido por 23 años.

Estados Unidos, Canadá y México han colocado sobre la mesa propuestas para una reformulación drástica del TLCAN, que ayude a reducir los déficits que eviten un impás.

En éste sentido las exigencias de EE.UU, incluyen la obligatoriedad de realizar negociaciones cada cinco años, dejar en manos de la administración Trump, la mayor parte de las manufacturas de autos y facilitar la aplicación de aranceles por importación contra algunos productos mexicanos y canadienses.

Tras el cierre, el representante de Comercio estadounidense, Robert Lighthizer, el secretario de Economía mexicano, Ildefonso Guajardo, y la ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, se reunirán y evaluarán las negociaciones antes de emitir comunicados a las 14:00 horas de la Ciudad de México en un evento conjunto. Posteriormente ofrecerán ruedas de prensa por separado.

Las exigencias de EE.UU, incluyen la obligatoriedad de realizar negociaciones cada cinco años.

Por su parte Lighthizer, no ha ofrecido disculpas por su agresiva línea de negociación, que ha dicho refleja el deseo del presidente estadounidense, Donald Trump, de recuperar los empleos manufactureros y reducir los déficits comerciales con México y Canadá.

Como consecuencia Trump amenaza con poner fin al pacto si sus vecinos no acceden a los cambios.

Por otra parte, representantes mexicanos y canadienses se han mostrado consternados por las propuestas de Estados Unidos.

“Así son las negociaciones”, comentó el sábado Vanessa Rubio, subsecretaria de Hacienda de México, país que envía casi un 80% de sus exportaciones a Estados Unidos. “Hay sectores donde se consigue un acuerdo más rápido y otros donde no. Pero sólo digamos que estamos en el proceso normal de una negociación de libre comercio”.

Asimismo los funcionarios canadienses y mexicanos están aliados de manera laxa con grupos de presión estadounidenses en industria, agro y servicios que se oponen a las propuestas de Trump y que están aumentando sus esfuerzos para persuadir a Washington de que las suavice.

Cabe destacar que hay tres rondas más de negociaciones programadas en diciembre de éste año.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here