Éste martes, el director de la oficina regional para América Latina y el Caribe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), José Manuel Salazar-Xirinachs, indicó que gracias a las nuevas tecnologías y paradigmas se están generando grandes retos en materia laboral y educativa para América Latina, por lo que se prevé que evolucionará para aprovechar su bono demográfico.

“El futuro del trabajo es clave, porque de ello va a depender que haya mejores y más empleos para los jóvenes. Debemos hacer que el crecimiento sea inclusivo para los jóvenes, porque de lo contrario sería un desperdicio de talento para efectos del desarrollo de las sociedades latinoamericanas y un caldo de cultivo para problemas de criminalidad”, expresó Salazar-Xirinachs a EFE.

De igual forma se conoció que según los datos de la OIT en América Latina el desempleo en jóvenes alcanzó un 18,7 % en 2016, 3% más que el año anterior, y que además el 50 % de los que tienen trabajo se desempeña en el sector informal.

Asimismo, en la región aproximadamente 114 millones de jóvenes están en edad de tener un empleo, de los cuales 20 millones no estudian ni trabajan y 54 millones se encuentran trabajando, a pesar de tener un “bono demográfico” que para el director regional de la OIT, no está siendo aprovechado.

Salazar-Xirinachs, afirma que los jóvenes deben aprovechar que América Latina todavía está en el bono demográfico. | Foto cortesía.

“América Latina todavía está en el bono demográfico, pero es una ventaja que se concreta sólo si los jóvenes se capacitan, se educan y tienen suficientes empleos, en estos momentos hay más desperdicio que aprovechamiento de talento y ese es el gran reto”, dijo. A su vez, señaló que la región debe adaptarse a los cambios tecnológicos.

“Con la revolución tecnológica las empresas ya no sólo requieren las habilidades técnicas tradicionales, sino las ‘habilidades del siglo 21’, que son la creatividad, el trabajo en equipo, liderazgo” Destacó. Igualmente, informó que se debe “reinventar y repensar” los centros de formación para que brinden las herramientas técnicas a los jóvenes en cuanto a habilidades creativas, empresariales y de emprendimiento para que también puedan crear sus propios negocios.

Finalmente, un informe divulgado éste mes por la OIT, el cual está basado en una encuesta no representativa realizada a 1.544 jóvenes de la región, revela que 3 de cada 5 jóvenes ve con mucha confianza su futuro al año 2030, el 61 % cree que las nuevas tecnologías afectarán su futuro laboral, un 59 % que los cambios tecnológicos serán positivos, un 73 % que necesitará capacitarse constantemente y un 29 % que la tecnología podría reemplazarlo en sus labores.

Lea también:

Perú y Canadá firman acuerdo para facilitar la obtención de beneficios arancelarios.

EEUU registra una disminución en precios al productor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here