Iniciar en el mundo de los negocios no es fácil, al contrario, es estresante y además demanda casi todo el tiempo del emprendedor, así como su atención. Pese a esto puede ser una gran experiencia, tanto personal como profesional por lo que a continuación presentamos unos pasos a seguir para que la aventura emprendedora tome forma y se consolide:

  1. Se deben identificar las habilidades. No todas las personas tienen lo necesario para iniciar un negocio, a pesar que la idea sea brillante, es por ello que antes de invertir tiempo o recursos, es mejor evaluarse y ver si se cuenta con las habilidades típicas de un emprendedor.
  2. Desarrollar una idea. Los negocios no deben empezarse simplemente porque algo está de moda o porque se piense sólo en que comercializarlo generará dinero. Lo ideal es desarrollar un concepto de negocios que apasione al emprendedor relacionado con algo en lo que se tenga cierta experiencia. Después, se piensa en un producto o servicio que pueda mejorar la vida de la gente.
  3. Poner a prueba la credibilidad. Al tener una idea lo mejor es descubrir cómo puede convertirse en realidad. ¿El producto es algo que la gente quiere o necesite? ¿Se obtendrán tener ganancias vendiéndolo? ¿Funciona?
  4. Diseñar un plan de negocios. Éste servirá de guía para el emprendedor y además será necesario para presentar la idea a los inversionistas potenciales. Debe incluir una misión, un resumen ejecutivo, un resumen de la empresa, muestras del servicio o producto, una descripción del mercado objetivo, proyecciones financieras y el costo de las operaciones.
  5. Establecer el mercado. Lo ideal es evaluar el mercado en el que se lanzará el producto o servicio para ofertarlo a las personas que seguro realizarán la compra. La evaluación debe ser competitiva.
  6. Determinar los costos. Realizar investigaciones adicionales y conocer los costos estándar dentro de la industria es sumamente importante para el negocio. Esto no sólo ayudará a manejar el proyecto de forma eficiente, también será información valiosa para los inversionistas.
  7. Fijar un presupuesto. Una vez que se determine cuánto dinero se tiene para trabajar, se debe investigar cuánto se necesita para desarrollar el producto o servicio y con ello crear un plan de marketing.
  8. Buscar inversionistas. Se necesita financiamiento al comenzar, ya sean ahorros, tarjetas de crédito, préstamos, capitalistas de riesgo o donaciones. Por lo que, se debe encontrar a un inversionista que comparta la misma pasión, alguien con quien se pueda trabajar.
  9. Escuchar a los inversionistas. Escucha sus consejos y sugerencias, es lo ideal, sin embargo eso no quiere decir que se deba hacer todo lo que ellos sugieran.
  10. Determinar la estructura legal. Se debe determinar qué conviene más: ser el único propietario, tener un socio, una sociedad de responsabilidad limitada, una corporación S, una organización sin fines de lucro o una cooperativa.

Con éstos consejos ya se puede comenzar a iniciar el negocio deseado, luego de éstos pasos sólo queda establecer el nombre de la empresa, un eslogan la estrategia de marketing, sin olvidar la presencia en redes sociales.

Conocer los costos estándar dentro de la industria es sumamente importante para el negocio.

Lea también:

Preguntas que debe realizarse un emprendedor antes de iniciar su proyecto.

5 pasos para la planificación de un emprendimiento

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here