Primeras Naciones se asociaron con empresa petrolera canadiense.

0
38
El desarrollo de la industria petrolera ha favorecido los aspectos financieros de la región y generado muchos empleos. Foto cortesía

La mayor asociación entre un pueblo aborigen y una empresa canadiense se cerró recientemente con la compra del 49% de una nueva edificación para almacenar arenas petrolíferas. El acuerdo, por un valor de 500 millones de dólares, lo realizaron la Primera Nación de Fort McKay y la Primera Nación Mikisew Cree con la petrolera Suncor, en la provincia de Alberta.

Esta sociedad generará ingresos estables para la comunidad, ubicada en el núcleo de la región de las arenas petrolíferas, durante los próximos 20 años. El trato fue cerrado pese a que los aborígenes a menudo se oponen a los proyectos de desarrollo de recursos naturales, por el impacto que generan en el ecosistema.

Sin embargo, Jim Boncher, el líder de la nación de Fort McKay, indicó que el convenio es la muestra de que sí es posible que los indígenas y las petroleras trabajen juntas.  Además, su comunidad se ha beneficiado durante años del auge petrolero de la región, según reseñó Radio Canadá.

Esta sociedad generará ingresos estables para la comunidad, ubicada en el núcleo de la región de las arenas petrolíferas, durante los próximos 20 años. Foto cortesía

El desarrollo de la industria petrolera ha favorecido los aspectos financieros de la región y generado muchos empleos. “Estoy realmente orgulloso de esta nueva asociación”, manifestó Boucher, quien indicó que usarán los recursos que genere el trato para invertir en educación, desarrollo y los programas en la comunidad.

Por su parte, Archie Waquan, jefe de prensa de Primera Nación de Mikisew Cree, reconoció que en ocasiones las Primeras Naciones y la industria petrolera han entrado en conflictos, pero que, a partir de ahora, a su juicio puede haber equilibrio entre el desarrollo de la industria y la lucha de los aborígenes para proteger el medioambiente.

“Antes desafiaba a la industria. Ahora me doy cuenta de que puede haber un equilibrio y que este tipo de proyectos a veces puede ser beneficioso para ambas partes”, concluyó.

La compañía petrolera de Calgary indicó que el acuerdo es una forma de mejorar la relación entre la compañía petrolera y los pueblos indígenas. “Tratamos de equilibrar el entorno, los beneficios económicos y el aspecto social de todo”, manifestó el presidente de operaciones de la compañía, Mark Little.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here