Un avión de segunda mano fue comprado por el servicio aéreo de Québec, esto para utilizar sus piezas y reparar algunos ejemplares de la flota de esta institución.

La transacción que tuvo origen a mediados de septiembre fue por unos 1.84 millones de dólares canadienses, y fue hecha con Equus Global Aviation, un distribuidor de jets ejecutivos propiedad de los EE. UU. Con sede en Coral Springs, Sunshine State.

Asimismo se informó que se trató de realizar la transacción a través de licitaciones no obstante ningún proveedor contestó.

Por otro lado portavoces del servicio aéreo aseguran que esto fue un ahorro significativo para poder arreglar los aviones que ya superan las horas de vuelo establecidas por el fabricante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here