Rusia amenazó con quitar la red social Facebook para el próximo año si no cumple con la nueva ley que obliga a los proveedores de contenido en internet a almacenar los datos personales de usuarios rusos en servidores ubicados en este país.

     “La ley es obligatoria para todos. Lograremos que se cumpla o la compañía cesará su actividad en Rusia, como ya sucedió con Linkedin. No hay excepciones”, dijo ante los periodistas Alexandr Zhárov, jefe de Roscomnadzor, órgano encargado de velar por el cumplimiento de las normas en el ámbito de las comunicaciones e información.

      En julio de 2016 se aprobó la ley de protección de datos y dio un plazo de dos años para que los proveedores (redes sociales y servicios de mensajería, entre otros) se adapten a la nueva normativa que les obliga además a grabar y almacenar durante seis meses todas las conversaciones de sus clientes.

De Facebook no cumplir con la nueva ley que obliga a los proveedores de contenido en internet a almacenar los datos personales de usuarios rusos en servidores ubicados en este país, la red social podría desaparecer en el país.

     De esta forma, la compañía dirigida por Mark Zuckerberg tiene hasta julio de 2018 para ubicar servidores en territorio ruso, como ya anunció que hará Twitter.

     “Somos conscientes de que Facebook tiene un gran número de usuarios en la Federación de Rusia, pero por otra parte sabemos que no es un servicio único y que existen otras redes sociales”, dijo Zhárov.

     Zuckerberg, propietario también de la red social Instagram y del servicio de mensajería WhatsApp, ha informado a Roscomnadzor acerca de que estudia las opciones para cumplir con la legislación.

      “No tenemos planes de inspeccionar a Facebook en 2017, pero en 2018 nos plantearemos si hacerlo. Partimos de la buena voluntad, porque la compañía nos ha enviado una carta oficial y hasta ese momento no vamos a hacer inspecciones”, afirmó Zhárov.

     Poco después de su aprobación, los grandes operadores de telefonía y proveedores de contenidos pusieron el grito en el cielo y advirtieron de que poner en práctica la normativa, llamada por los críticos como “la ley del Gran Hermano”, costará decenas de miles de millones de dólares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here