Trudeau señala que Ley 62 es un derecho de las provincias de aprobar su propia legislación

0
282
Justin Trudeau, primer ministro de Canadá. Foto cortesía.

Éste jueves por la tarde el primer ministro canadiense, Justin Trudeau habló por primera vez ante los medios, sobre la controvertida legislación de neutralidad religiosa de Québec.

El mandatario liberal, dijo que no le toca a su gobierno desafiar la ley, pero que “siempre defenderá” los derechos de las personas bajo la Carta.

Trudeau realizó su declaración en en Roberval, Québec, en medio de la campaña  por Richard Hebert, el alcalde saliente de Dolbeau-Mistassini, que se postula en la elección del lunes.

“No le toca al gobierno federal desafiar esto, pero ciertamente veremos cómo esto se desarrollará con pleno respeto a la Asamblea Nacional”, subrayó Trudeau.

“El gobierno federal tiene la obligación de aceptar el hecho de que las provincias tienen el derecho de aprobar su propia legislación, pero como ustedes saben bien, como un liberal, a nivel federal, creo fundamentalmente en los derechos, en la Carta de Derechos y Freedoms, y siempre defenderé eso “, explicó el primer ministro, agregando además:” Y eso se aplica a todos en Canadá”.

La ley prohíbe a los trabajadores públicos -incluidos médicos, maestros y empleados de guarderías-, así como a aquellos que reciben un servicio del gobierno, que no cubran sus rostros.

Cabe destacar que la ley de neutralidad religiosa del gobierno liberal de Québec, también conocida como proyecto de ley 62, se aprobó el miércoles por la Asamblea Nacional.

Québec implementará nueva ley que obliga a las mujeres musulmanas a descubrir su rostro

La ley prohíbe a los trabajadores públicos -incluidos médicos, maestros y empleados de guarderías-, así como a aquellos que reciben un servicio del gobierno, que no cubran sus rostros.

Además se extendió a los servicios municipales, incluido el transporte público, en una enmienda hecha en agosto. Por su parte los liberales, que tienen una mayoría en el parlamento provincial, votaron a favor del proyecto de ley, mientras que todos los demás partidos votaron en contra.

Los dos principales partidos de oposición, el Parti Québécois y la Coalición Avenir Québec, han argumentado que la legislación no es suficiente, mientras que los defensores de los derechos civiles y los grupos musulmanes argumentan que discrimina a las minorías religiosas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here